Transformar el habito de leer en un espacio divertido y agradable ayudará a desarrollar las capacidades cognitivas y motoras, leer es un pilar fundamental en el crecimiento de los niños, transmite una interacción cultural y los inicia en una función que deberán llevar a cabo durante toda su vida.

Implementar los libros infantiles desde la temprana edad genera beneficios de concentración, de desarrollo cerebral y emocional fundamental para la formación del niño como ser humano y como parte de una sociedad, leer los inicia en la disciplina, en incentivar la creatividad, mejorar los niveles de atención, formularse preguntas y sentir curiosidad.

 Los libros infantiles, los cuentos y las historias de fantasía abren la imaginación de los niños, despierta su interés en distintas áreas y abre paso a formar la personalidad. Por eso es tan importante desde los primeros meses fomentar el acercamiento de los libros a los niños, además leer con tus hijos sin duda fortalecerá tu relación con ellos .      

Share on facebook
Facebook
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on pinterest
Pinterest